miércoles, diciembre 23, 2009

Las enseñanzas de don Nick


Siglos sin postear. Siglos sin ver blogs. Casi olvido mi password. ¿Y qué te trae de vuelta, querida? Supongo que he venido a lamentarme de algunas cosas, a agradecer muchas otras y, al final, a reírme de mí por tomarme tan en serio. Pero quien realmente ha inspirado todo esto es Nick Hornby.

Recuerdo muy bien todas las cosas que pasaban en mi vida cuando leía su novela How to Be Good. Vivía en Londres y tenía 25 años. Encontré el libro en la biblioteca de Southfields. Me gustó que el título sonara a un provocador manual para lo inalcanzable. Y nada. La historia de la protagonista es la de cualquier simple mortal. Alguien con la suficiente cautela para mantener sus actos dentro del cómodo y apacible universo de lo correcto, de repente se sorprende a sí misma haciendo cosas que no debería.

En fin. Iré al grano. La frase que siempre recuerdo de esta novela es "I want someone who thinks I'm great". Cuando la vi dije ¡claaaaro, de eso se trata! Pensé que no había razón para complicarse la vida. Ahí estaba la gran revelación. Sólo era cosa de encontrar a alguien que pensara que soy maravillosa y listo, asunto amoroso resuelto. Claro, desde entonces me he enamorado de personas que en algún momento piensan que soy maravillosa, yo creo lo mismo de ellos, y al final... un completo desastre.

A estas alturas, sigo buscando otra frase re-ve-la-do-ra, algo tan contundente que encierre el sentido de la vida, del amor, de las relaciones y que pueda usarse para toda ocasión. ¿Es mucho pedir? ¿Cuál es el punto de querer simplificar la vida en tres palabras? No lo sé.